¿Te han multado? Te explicamos cómo tramitar una multa

Las infracciones de tráfico son sancionadas con una multa de entre 100 a 500 euros en función de la gravedad de la misma, que pueden ser recurridos siguiendo un procedimiento

Formas de actuar frente a una multa

multa

Los conductores españoles somos aficionados a pisar el acelerador de más, por lo que las multas por exceso de velocidad son las sanciones más habituales (42%) emitidas por la Dirección General de Tráfico (DGT) desde la introducción del carnet por puntos. Otras de las multas más recurrentes llegan por no usar el cinturón de seguridad (13%), usar el teléfono móvil mientras se conducía (9%) o por superar la tasa de alcoholemia (9%).

Los conductores pueden infringir el código de circulación de forma voluntaria o involuntaria, pero en caso de ser “cazados” por un radar o un agente de tráfico pueden darse por seguros que se va a tramitar la multa y puede acompañarla posible pérdida de puntos en su carnet de circulación.

Las multas son sanciones económicas emitidas por la administración que pueden variar desde los 100 hasta los 500 euros en función de la gravedad de la infracción cometida.

Saber si te han multado

Los conductores que saben que un agente o un radar ha dado la orden de tramitar multas pueden actuar de varias maneras: recurrir multas, hacer alegaciones o, incluso, pagar la multa deprisa y obtener así un descuento en su coste. Por lo tanto, como conductores, siempre es mejor estar al tanto de nuestra situación con el servicio de tráfico y las multas.

Para conocer nuestra situación con los departamentos de tráfico correspondientes podemos acceder al portal de la Sede Electrónica de la DGT para consultar las multas pendientes a través de TESTRA (Tablón Edictal de Sanciones de Tráfico). Con todo, lo más habitual es recibir una notificación en forma de carta certificada en nuestro domicilio de la administración por la que se nos notifica la orden de tramitar una multa y se aportan pruebas de la infracción.

¿Recurrir Multas o pagarlas?

La sanción económica puede ser de 100 euros (infracción leve), 200 euros (infracción grave) o de hasta 500 euros si la infracción pone en severo riesgo la circulación; pero ya constituye una razón de molestia y desbarajuste en el presupuesto mensual. Una primera reacción, puede ser la de presentar un recurso e informarse sobre cómo Recurrir Multas, pero sólo debemos plantearnos esta opción si podemos demostrar defectos de forma en el procedimiento.

Los expertos aconsejan recurrir la multa en aquellos casos donde exista un retraso o defecto en la notificación de la multa; El primer consejo sobre cómo Recurrir Multas es empezar comprobando el texto y revisando la correcta identificación del conductor y el vehículo. Asimismo, es posible demostrar fallos en la maquinaria, desproporcionalidad o carencia de pruebas.

Pagar la multa

sin manos libres

Una retirada a tiempo puede considerarse una victoria, especialmente en aquellos casos en el que es imposible recurrir al trámite de multas. Una de las opciones más recomendables en este caso es acogerse al ‘pronto pago’ por el que el conductor admite haber cometido la infracción (con las implicaciones correspondientes) y recibe una bonificación del 50% en el pago de la multa, por lo que sólo debe abonar la mitad del importe de la misma.

La DGT tiene la opción de pagar la multa impuesta en período voluntario desde su Sede Electrónica (sede.dgt.gob.es). Asimismo, también podemos llamar al 060, o dirigirnos a una sucursal del Banco Santander o una oficina de correos para tramitar multas y hacer el pago de las mismas. En el caso de las multas impuestas desde un ayuntamiento, en la notificación de la sanción nos explicarán los métodos para hacer el ‘pronto pago’ de la misma.

Conducir sin carnet

Ten siempre a mano tu carnet de conducir. Las multas por no tener el carnet mientras se conduce son algo bastante habitual en las carreteras españolas. Los infractores que circulan sin carnet de conducir en vigor pueden enfrentarse a multas de hasta 500 euros y penas de prisión de tres a seis meses.

Esta web no está asociada con la Dirección General de Tráfico
Copyright © 2017, All Rights Reserved